viernes, 23 de mayo de 2014

Sobre nuestros pañales



Hace unos días abrimos una nueva tienda en línea, https://www.kichink.com/stores/centrolamilpa, en el sitio Kichink mexicano.

Lo hice porque una amiga me lo recomendó y decidí probar, me gusta especialmente que se hagan cargo del envío, cosa que a mí y mi socia mexicana a veces se nos complicaba porque tenemos hijos pequeños.

A partir de esto parece haberse desatado en internet algún tipo de polémica poniendo en duda nuestros productos, así que decidí porner las cosas en claro.

Los pañales que vendemos actualmente son de la marca Hippybottomus, anteriormente tuvimos Wahmies, Rocky Mountain, Biobebé, Eli Monster y Fuzzi Bunz. La marca Hippybottomus es australiana y hace productos de muy buena calidad. Ésta siempre ha sido nuestra preocupación desde que empezamos con la tienda hace 7 años.


Estos pañales los compramos directamente a un familiar de la compañía, alguien comprometida, como nosotros a reducir el impacto contaminante de los seres humanos en el planeta.

Como yo, ella también se ha topado con muchas otras marcas nacionales que hacen pañales mucho más baratos. Yo pienso que es importante que los pañales sean durables, nuestros pañales han servido hasta para 7 años de uso diario, pasando por varios hermanitos. Puede ser que algunos pañales más baratos tengan esa durabilidad o no, no lo sé. Yo simplemente elijo los que me parecen más buenos, que tienen un PUL (la tela exterior plastificada) de buen grosor y sin imperfecciones, que tienen los mejores broches de resina, que son de una empresa familiar.  Además fue el primer pañal que conocimos con broche adicional para la pierna, corrigiendo así un problema frecuente de fugas en el pañal de tela unitalla.


Nosotros somos una empresa familiar, y cuando comenzaba apenas si podía comprar media docena pañales para venderlos, incluso no podría comprarle a mi pequeño, e improvisaba mis propios pañales con materiales de calidades inferiores. Un par de años después vendí mi auto del 85 y pude invertir ese dinero en hacer crecer la empresa y así hemos ido, poco a poco. Evidentemente quien tiene una gran cantidad para inversión inicial puede hacer compras mayores y a veces conseguir así precios más competetitivos.

Hay empresas como Hippybottomus que permite que empresas como nosotros seamos sus distribuidoras. En cambio hay otras empresas que te piden que vendas una gran cantidad al mes para ofrecerte un precio de distribuidora, eso no es una opción para nosotros.

Nuestro historia es transparente, está escrita en este blog y pueden revisarla.

Entre los costos que implica adquirir los pañales, pagar el envío, los impuestos que se generan, el empaque para su envío o la distribución o atención personalizada que damos a nuestros clientes, la ganancia es apenas la justa, no estamos abusando en el precio, pero todos tienen la libertad de comparar y conocer lo que hay en el mercado, que afortunadamente actualmente es muy variado, inlcuso existen innumerables sitios que te muestran cómo hacer tus pañales.


En cuanto a si son o no hechos en China, nosotros tratamos de evitarlo por muchos años, hasta que la empresa Hippybottomus decidió producirlos allá pero con sus mismos estándares de calidad y sin explotación laboral. Nosotros siempre hemos querido desarrollar los nuestros y ese proeycto sigue en proceso, pero mientras tanto tenemos esto para ustedes, gracias  a quienes nos han seguido a través de los años, los invito a conocer todo lo que hacemos, no sólo pañales sino tambíen juguetes didácticos, gorras de natación y muchas cosas que nos emocionan, mejor llenarnos de esa alegría creativa que de alguna otra cosa.









6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hace muchos años que no te comento un post, pero ahora creo justo y necesario hacerlo, creo que si tratamos de hablar de la historia de los pañales en México tú eres una referencia, es más para mí la primera, yo fui tu cliente y puedo asegurar que es verdad todo lo que dices, eres una persona honesta que no vende gato por liebre y para muestra están la docena de pañales que te adquirí hace 5 años, junto con las inserciones de cáñamo, cuando en México nadie le apostaba a las telas naturales, tan son de buena calidad que ya van por la cuarta pompa, heredadas a los hijos de una querida amiga y a su vez ella los ha heredado a otro bebé. Es muy fácil adquirir productos chinos de dudosa calidad y venderlos como originales en México pero es poco ético, supongo yo que quienes han dudado de tí y tus productos o han hecho lo poco ético o venden esos productos así tal cual diciendo que son chinos y creen que todos los vendedores son iguales a ellos.

Me alegra que escribieras este post, así todo mundo puede leer la honestidad de tus palabras.

Jessica

lilis dijo...

Así es , tú eres una persona honesta, trabajadora, ética y responsable, que se ha mantenido en el mercado por la calidad de tus productos. Yo te compre pañales hace cinco años que usó mi hija y ahora usa mi bebé y siguen en excelente estado y funcionalidad. El mercado de pañales ahora está lleno de estafadores que reetiquetan productos chinos y los venden como propios a precio exorbitante, los que te conocemos sabemos la lealtad con la que te manejas y espero que los que no te conocen, ni tu historia, ni tu trabajo, lean tu blog antes de juzgar y se den la oportunidad de adquirir productos de calidad contigo.
Saludos

Anónimo dijo...

Náhuatl me da mucho gusto que respondieras a la dichosa "polémica" que no es más que chismes e intrigas hacia quienes tienen y a años en el negocio de la crianza ecológica. Puras envidias, y como bien dices, tu historia es trasparente y antigua.

KARLA SAMPERE dijo...

Me sumo a Jessica y Liliana, creo que no hay más que agregar que: "que ladren los perros, es señal de que estamos avanzando". Te mando abrazos fuertes Na!

luv dijo...

No se que trauma tiene la gente con lo hecho en china. Obviamente a nuestro país llega lo peorcito y de mas baja calidad, pero lo q la gente no sabe es que la mayoría de las maquilas de muchísimos productos estan en china, como ejemplo casi toda la ropa americana es hecha acá. Entonces no entiendo porque tanto drama, los chinos saben hacer cosas de calidad, lo que pasa que llegan a america bajo el nombre de marcas reconocidas y la gente ni se entera.
En fin, soy una mexicana que vive en china, y son de las cosas que he descubierto acá, saludos y que la tienda siga creciendo.

PAULA Curiel dijo...

Qué gusto verte por kichink. Mucho éxito.
Paula.