miércoles, 16 de mayo de 2012

La ansiedad del octavo mes


Al alcanzar el octavo mes, más o menos, los bebés desarrollan cierta ansiedad de separación de su madre, especialmente si ésta es quien siempre los cuida.

En alguno puede restultar muy intensa y en otros menos.

Algunos lo describen como el descubrimiento de que mamá es alguien ajeno a ellos, que no forma parte de su cuerpo.

También su visión ha mejorado, con lo que reconocen rostros con mayor facilidad, así el de su madre les transmite seguridad, y también aquellos que relaciona con ella, como el de su padre, hermanos y personas más cercanas.

Mientras que los rostros desconocidos le recuerdan que su madre no está, al menos a la vista, provocando mucha ansiedad que se manifiesta con llanto.

Puede ser muy difícil para la madre que quizá siente que han dado un paso atrás en el desarrollo, especialmente si recibe comentarios que la culpabilicen, sugiriendo que el bebé sa ha vuelto llorón por tenerlo tan pegado o que debe dejarlo llorar para que se acostumbre, desarrolle los pulmones o cualquier cosa así.

Izcoatl6

Lo cierto es que es un etapa y pasará, para dar paso otras etapas. El desarrollo del bebé no es lineal, muchas veces sucederá que adquieran una habilidad y luego parezca que la han perdido y la vuelvan a adquirir. Es un poco como en espiral.

Mi recomendación siempre será sigue tu instinto, pero por experiencia propia recuerdo cuán confuso puede ser cuanto las personas a tu alrededor te están cuestionando.

Creo que no nos sentimos bien al dejarlos llorar y que entonces no tendríamos que hacerlo por ninguna otra razón más que porque tengamos que hacerlo, es decir. Dejarlo llorar por llorar, para que se acostumbre, para que desarrolle pulmones, etcétera, no tiene sentido, no lo puede superar en ese momento, está en proceso del desarrollo y necesita a su mamá cerquita todo el tiempo, en unos meses la cosa será diferente y así todo cambia todo el tiempo.

Por otro lado si necesitas hacer algo, como la comida, ir al baño, atender a otro hijo, entonces puedes explicarle, mirarlo a los ojos y decirle lo que va a ocurrir, voy a ir a hacer tal porque necesito hacerlo, pero voy a regresar pronto.

Poco a poco lo irá comprendiendto, aunque llore un poco.

¿Ustedes qué opinan?

Izcoatl3

Uno de los textos que consulté para escribir este artículo se encuentra en El Larousse del bebé, del embarazo al primer año de vida.