miércoles, 28 de septiembre de 2011

¿Conservas para qué?

Hace poco que empecé a hacer conservas, en los países con largos y fríos inviernos esta práctica aseguraba el alimento en esa temporada desde antaño, pero en Costa Rica y aún en México hay alimento regional disponible todo el año, entonces, ¿qué sentido tiene hacerlas?

Yo las hago principalmente para ahorrarme trabajo despúes, porqué según mi propio ciclo bimensual de vida siempre hay una época en que no tengo ganas de cocinar pero sí mucha hambre (justo antes de mi periódo), y es más fácil abrír un frasco, hervir pasta y tener un plato listo en 15 minutos, también sirven para pizza casera y muchísimas recetas más. Pero las tomatinas o salsas preparadas además de caras me dan desconfianza, aún las que menos conservadores dicen tener.

Conservas

El asunto de las conservas tiene su ciencia, pero dentro de ese universo quizá lo más fácil es la salsa de tomate. Las frutas más ácidas se conservan mejor, o las frutas con azúcar, como es el caso de las meremeladas, las verduras no son tan ácidas y pueden necesitar algún agregado com pectina o vinagre.

Pizzas caseras

Hay muchas recetas para salsa de tomate en conserva, hasta donde yo he experimentado uno puede improvisar la propia sin problemas, puede ser desde puré de tomate básico sin ningún añadido, hasta un salsa preparada, con orégano, romero, ajo, cebolla, que es lo que yo prefiero para mayor rapidez a la hora de cocinar.

Esta es mi receta:

4 jitomates bola
3 ajos
un ramita de romero (las hojas)
un hoja de laurel
una pizca de sal
un trocito de cebolla (1/4)

Pongo aceite de oliva en la sartén u olla a fuego medio y agrego todos lo ingredientes menos el tomate.
Revuelvo hasta que la cebolla cristalice (se ve transparentosa).
Agrego el tomate picado.
Dejo cocinar por 20 minutos revolviendo de vez en cuando.
Licuó todo.
Relleno los frascos* dejando dos centímetros de espacio arriba.
Los cierro bien pero sin exagerar.
Hiervo los frascos por 30-4o minutos con agua suficiente, es decir que los cubra con al menos 3cm por encima.
Cuando puedo (se enfrían un poco) los saco y pongo sobre un trapo, reviso que la tapa no se puede presionar, es decir que se ha hundido y lkos dejo sin moverlos 24 horas.
Luego los guardo en una alacena obscura y seca.

Conservas

*Yo ahora estoy usando los frascos Ball's que son los clásicos de Estados Unidos para conservas, pero pe pueden reutilizar los frascos de otras salsas o conservas siempre que la tapa se haya hundido correctamente.

Espero la disfruten, la proxima semana les copmarto la receta de pizza casera.

3 comentarios:

Elena dijo...

A mi también me gusta tener conserva de jitomate por q es mas sencillo tenerlo ya molido y solo agregar el caldo de pollo o verduras para la sopa,espero con ansias la receta de la pizza casera,pues yo la hago con tortillas de harina,quiero saber como hacer la base =)

azulitoclaro dijo...

¡¡¡Me encanta!!! Si en México y CR hay cosechas todo el año, en Colombia ni te digo. Y, la verdad, siempre hace falta una pasta de tomate. Así que me has dado una pauta valiosísima porque no sabía cómo era todo el procedimiento para hacer la conserva. Me pondré en la tarea de prepararla en cuanto haya cosecha de tomates en mi tienda (justo esta semana no hay). ¡Y resuelvo lo de las latas!
Por cierto, esos frasquitos clásicos son una preciosidad.
Gracias.

Centro la Milpa dijo...

¡Gracias Elena y Azulita, por leernos!