lunes, 22 de febrero de 2010

Nuestras distribuidoras

La intención del Centro de Desarrollo la Milpa es, entre muchas otras (como promover la lactancia, el parto respetado, la crianza con apego y el cuidado de nuestro planeta), ayudar a mujeres con hijos pequeños a salir adelante, particularmente a madres solteras.

Es así porque yo me identifico personalmente con las dificultades que enfrenta una madre soltera y porque me di cuenta cuando mi niño era un bebé pequeño que yo tenía la capacidad de trabajar 8 horas al día, pero no continuas, ya que era tan importante para mí atender a mi hijo siempre que lo necesitaba y mantener la lactancia a libre demanda.

Un fragmento de mi historia personal puede ser encontrada acá, y yo hubiera querido tener una oportunidad como la que ahora le ofrezco a diferentes mamás (aunque ser distribuidor está abierto a quien sea de momento), de trabajar en casa, pudiendo criar con apego y a la vez promoviéndolo, y cuidando nuestro planeta.

Por eso siento particular empatía por las mujeres que tienen una historia de lucha. Ya poco a poco les iré contando de cada una de nuestras distribuidoras, pero hoy quiero darle la palabra a Ana, una de las mujeres más valientes que he conocido.



En sus propias palabaras:

Soy Ana, tengo 27 años y hace 15 meses llego a mi vida una pequeña ser de luz que ha iluminado mis días, Deva, mi hija… cuando estaba embarazada pasé por una etapa bastante intensa de introspección y cuestionamiento sobre mi misma y lo que compartiría y ofrecería a ese ser que estaba por llegar. Decidí que la criaría muy de cerca, que la amantaría hasta los dos años, que crecería en un lugar seguro y sano y que de ninguna manera me iba a perder verla crecer por tener un trabajo que ocupara la mayor parte de mi tiempo. Al principio fue difícil tomar la decisión porque sucedió en un momento un poco caótico de mi historia, no tenía trabajo, el papa de Deva y yo nos estábamos separando, no contaba con el apoyo de mi familia y me había quedado atorada en la Ciudad de México (después de haber vivido en un paraíso tropical), en verdad era un caos, pero aun con todo esto confiaba en que lo que deseaba se materializaría y así ha sucedido.

Durante mi embarazo conocí a Náhuatl (la fundadora de este Centro) en el hospital donde nació mi hija, yo no tenia ni idea de la existencia de este tipo de productos ecológicos para bebeés, pero fue un gran descubrimiento ya que reflexionaba en lo absurdo que me parecía traer otro ser a este planeta tan hermoso pero tan contaminado y que lo siguiéramos contaminando conscientemente con pañales o comprando un montón de productos que a mi parecer son innecesarios. Así que el encuentro con Náhuatl y sus pañales fue bastante esperanzador y congruente con mis ideas, además de que aquella ocasión mencionó la posibilidad de integrarnos en redes de apoyo para emplearnos sin tener que dejar a nuestro@s hij@s en una guardería o a que los criara otra persona… para ese momento yo ya era bastante consciente de la importancia en el desarrollo de un ser humano de que madre e hijo pasen sus primeros años juntos, así que me hizo mucho ruido en la cabeza su propuesta pero ahí quedo por varios meses.

Luego nació Deva y empecé por probar con un pañal, así que experimenté personalmente la excelente alternativa que son y compré mas, luego fue un rebozo y también fue una excelente inversión para mi espalda y mis ajetreados días con bebé en los microbuses de la ciudad, y en medio de un poco más de caos sucedió… abrimos de nuevo la posibilidad de apoyarnos mutuamente, de conocernos y de que me convirtiera en distribuidora de estos productos. Así que hecho el convenio siguió conspirando el cosmos a nuestro favor y ahora Deva y yo vivimos en una hermosa ecoaldea a media hora de la ciudad de Puebla y ahora somos las distribuidoras en la ciudad de Puebla, Cholula, Atlixco y alrededores.

Esta es nuestra historia con el Centro la Milpa y este nuevo proyecto que va de maravilla y que forma parte de una posibilidad real de criar a mi hija de cerca y con mayor consciencia, trabajar y cuidar a la Madre Tierra… LUZ, AMOR, PAZ y FORTALEZA para tod@s.
*POR AHORA SE ENCUENTRA EN DF
Ana Suárez
NEXTEL 241 331 40
CEL 5531880582
analasuli@gmail.com

3 comentarios:

Maria B dijo...

Ana, Nahuatl y querubines un gran aplauso para ustedes!

yarim dijo...

Hola, me da gusto encontrar este blog y sobre todo encontrar que distribuyen los productos que he visto que se consiguen sobre todo en el extranjero, como los fulares, mei tais y otros cargadores de tela. Yo tengo un bebé de tres meses y estoy muy emocionada y convencida de la crianza natural, con apego y con respeto a la naturaleza. Me encanta que estén en México y en Puebla. Yo estoy en Xalapa y seguramente en algún momento podré visitarlas para adquirir sus productos directamente. Felicidades por el blog, lo seguiré con mucho interés! Y aprovecho para invitarlas al mío, ojalá les guste:
http://zeligsirena.blogspot.com/

yarim dijo...

Hola! Yo de nuevo. Este fin de semana se me ha metido a la cabeza la idea de poder entrar como distribuidora de los productos de La Milpa en Xalapa y alrededores. Sería un honor para mí formar parte de su equipo, puesto que comparto su ideología, y claro, la intención de encontrarme un apoyo a mi economía sin despegarme de mi hijo. Creen que haya posibilidad? Un abrazo